May
18

Spanish Revolutions | #15m #acampadasol #nolesvotes

Lo que está ocurriendo estos días en España es algo que me produce, después de años de profunda vergüenza nacional, un atisbo de orgullo. Los eventos de estos días son en mi opinión preferibles a la Huelga General convocada hace unos meses por unos sindicatos obsoletos y anclados en un sistema de lucha de clases del pasado (de la que ya hablé). No nos sorprendió que dicha Huelga fuera un fracaso. Se trataba de presionar con nuestra ausencia en los puestos de trabajo, cuando lo que hay que hacer es trabajar más. Se peleaba por los derechos laborales, cuando el problema es, precisamente, que muchos españoles (un 21% de la población activa y un 44% de los jóvenes) ni siquiera tiene una situación laboral en absoluto. La iniciativa de plataformas sin adscripción partidista (pero para nada apolíticas) era el acicate perfecto para mover a los ciudadanos, no a las ideologías concretas. Entiendo el escepticismo de los realistas que ven en esta agitación un movimiento romántico, idealista y utópico. Nadie ni nada hará cambiar a la banca, nada ni nadie gritará con tanta fuerza que el sistema financiero se reubique. Pero boicotear unas manifestaciones que se acercan más que nunca a un espíritu espontáneo y no violento es simplemente una muestra de resentimiento hacia la juventud que tenemos. Se la puede criticar y ridiculizar, pero repito, es nuestro valor más seguro y hay que apoyarla.

Desde ciertas tribunas (como por ejemplo, y da verguenza conocer esto, la radio pública) se ha procedido a una campaña de descrédito de este movimiento como pocas veces habíamos presenciado. La virulencia del status quo hacia todo lo que está ocurriendo demuestra el miedo que se tiene a que alguien se atreva a cuestionar la sospechosa legimitidad de su apoltronamiento. Esto incluye a periodistas y políticos. Se ridiculiza a unos jóvenes como hippies antisistema que disfrutan de sus iPhones, como si eso deslegitimase sus reivindicaciones de por sí. Se les llama rebeldes antisistema, anarquistas, y después se les tilda de aburguesados. No hay consistencia en las acusaciones porque la masa que se ha manifestado no es consistente. Es, simplemente, la gente a la que se le dio de todo con 20 años y después, con 30, se les arrebató más aún: la posiblidad de tener un futuro y de ser autosuficientes. Después hablaremos del papá Estado.

La actuación policial y de los medios han sido la primera victoria de la iniciativa. Si bien el 15 de mayo no pretendía más que ser una expresión de indignación sin unos objetivos concretos, se han conseguido dos muy importantes. El primero, ofrecer pruebas palpables de la falta de democracia que denuncian. Efectivamente, la clase política se puso sus mejores galas pro-derechos civiles para defender a ultranza el derecho del pueblo egipcio para resistir en la plaza de Tahir. Pero el pueblo español parece no tener siquiera ese derecho. Algún lidercillo dirá entonces que las circunstancias de Egipto requerían medidas más drásticas; y nosotros nos preguntaremos qué derecho tienen esos líderes de establecer cuándo el pueblo puede tomar las riendas y cuándo no (EDITO: ya lo han hecho). Lo que faltaba. El segundo objetivo cumplido, y con creces, ha sido dejar en evidencia a unos medios servilistas y acomodaticios, meros transmisores de notas de prensa y comunicados oficiales, gusanillos que se arrastran hacia las ruedas de prensa y juegan al juego de darle bola a los insultos de parvularios que los politicuchos se traen en su bodevil de correveidiles. Los medios tardaron días en reaccionar a lo que estaba ocurriendo, censurando de forma efectiva y activa (no fue un acto de omisión, sino de acción) lo que estaba ocurriendo. Porque ellos sólo hacen de voceros de los bancos, los partidos, los sindicatos, las instituciones de valoración financiera y otros parásitos varios. Han sido reemplazados por las suscripciones a una selección de feeds y un torrente de microblogging ante el que nada pueden hacer, ni en velocidad ni en amplitud de difusión. Están ya atrasados, son ya obsoletos, al igual que el carpetovetónico sistema de diálogo social y actores sociales (nunca mejor dicho lo de “actores”). Son el siglo XX, se creen herederos de una autoridad moral. Son viejos.

Iñaki Gabilondo decía el otro día en su videoblog que “la sociedad española llega a las elecciones en un ambiente de profundo descrédito de la clase política”, y es gracioso que esto lo diga un periodista, incapaz de hacer autocrítica y añadir que “la sociedad española llega a las elecciones en un ambiente de profundo descrédito de la profesión periodística”.

Pedro J Ramirez, en su videoblog propio (lo intentan, lo intentan, pero no consiguen ser parte de la auténtica internet) dice que este movimiento debe ser tenido en cuenta por los políticos como un aviso de algo más grande que puede llegar si no hacen algo para remediarlo, para después pasar al ataque y decir que el manifiesto de la iniciativa es propio de un movimiento de extrema izquierda, de socialismo real cercano al comunismo o a la dictadura castrista. Esto debería extrañar a todo ya que el movimiento se está alzando precisamente tras el fracaso de diversas medidas de índole social que se intentaron poner en práctica antes del famoso cambio doctrinal al que sometió Zapatero a la estrategia del Gobierno abrazando soluciones propias de la derecha económica y del Partido Popular. Para mí, este movimiento debería ser un rechazo a ambas doctrinas, a la social y a la liberal, si no van acompañadas de humanidad e intención de regenerar a España, de reinventar el país. Eso es lo que significa el #nolesvotes, ni más ni menos. Para mí, este movimiento se confronta totalmente con la iniciativa sindical de la Huelga General de hace unos meses y con el antiguo sistema de representación. Si este movimiento es “de izquierdas”, va a perder su fuelle. Debe desmarcarse y presentar una propuesta desligada de aumentos de impuestos, subsidios al desempleo y sugerencias tan cercanas a la izquierda. Su manifiesto se debe centrar en la democracia, la representatividad, la transparencia y la depuración de la escena política hacia una auténtica dignidad de la labor de gobierno y de servicio público de los administradores.

Lo que es evidente es que parece difícil arrebatarle a los movimientos “de izquierdas” la exclusiva total de movimientos sociales como este. La derecha jamás ha parecido identificarse con la protesta y la reivindicación excepto para temas relacionados con la moralina y los valores tradicionales. Eso que se pierden, porque si la masa social de derecha joven e indignada se uniese e identificase con movilizaciones como las que están ocurriendo estos días, la fuerza y la intensidad de la protesta serían memorables, históricos, imparables. Es una pena que la izquierda monopolice esto.

Lo que, en mi humilde opinión, es una base de propuestas irrenunciables que presentar en esta ocasión a la clase política son las siguientes:

  • Impuestos. Exijamos a los grandes capitales y a las corporaciones el tributo que deben, sin condonar ni omitir sus responsabilidades. Nada de tratos de favor, nada de ligereza fiscal para los tiburones.
  • Listas abiertas. La necesidad de listas abiertas es el núcleo de lo que el lema “Democracia real YA” significa. Hasta que no se alcance una representatividad real y la posibilidad de un auténtico sistema de elección transparente no habrá democracia real.
  • Reforma de la ley electoral. Una revisión de la Ley d’Hondt permitirá acabar con injusticias como la nimia presencia parlamentaria de grupos que han obtenido casi tantos votos como otros partidos que se ven recompensados exageradamente en proporción. Se sabe que la gobernabilidad será más difícil, pero es algo que se debe seguir intentando.
  • Depuración del lenguaje político. El circo político es vergonzoso y un insulto a la inteligencia del electorado. Los políticos se dirigen a la masa que desgraciadamente no tiene demasiado criterio y, en lugar de informarla y educarla, se la hunde más aún en la ignorancia de cómo funcionan las cosas realmente. Se acude al insulto, al maquillaje, a la sonrisa y a la demagogia. Y lo peor de todo es que funciona. Este sistema de control marketiniano debe morir cuanto antes. En este sentido los medios se deberían negar a transmitir ese aspecto de la clase política y dedicarse a investigar e informar, educar en el funcionamiento de la Administración y denunciar los excesos de sus funcionarios políticos.
  • Me permito añadir las 10 peticiones de @DrZito:
  1. Reforma electoral
  2. Listas abiertas
  3. Persecucion del fraude impositivo
  4. Reforma de la ley de financiacion de los partidos
  5. Defensor del pueblo elegido democraticamente
  6. Democracia participativa a nivel local
  7. Referendums vinculantes
  8. Laicidad
  9. Fin de la inmunidad judicial de los cargos politicos
  10. Reforma del senado y racionalización de las administraciones

EDITO (25 de mayo) … ¿Reiki? ¿Biodanza? Pero, ¿qué sandeces son estas? Yo, personalmente, me desligo del apoyo a #acampadasol. Esto es ridículo.

  • The Sixthman

    Bravo por el post. En respuesta a tu pregunta y como diría el gran Richard Pryor, “A ninguno de los anteriores” Hay que mantener cierta esperanza en lo que queda del sistema democrático y votar el próximo día 22. Nada de abstenciones o de votos nulos que no ayudan en nada. Demostrar que existe un deseo de arriesgarse por algo nuevo, sin acomodarse en el conformismo del bipartidismo, aun a riesgo de que podamos errar. La culpa no es sólo de los partidos políticos, de los bancos o del periodismo. El electorado a de ser responsable y activo. No votar como si lo que eligiera fuese la expulsión de Paquirrín o de Aida Nizar. No escudarse en el típico tópico de que ningún partido tiene un programa que se ajuste a nuestras disposiciones políticas. Votar no es un ejercicio rutinario y conformista. Es una demostración de madurez como ciudadano y de compromiso con uno mismo.

  • The Sixthman

    Por cierto. Respecto al tema que comentas de que pueda perder fuelle si se relaciona al movimiento de izquierdas es lo que están tratando de hacer desde ciertos sectores de la derecha. La masa de clase media-baja, e incluso de clase baja, votante del PP es el grupo que más le preocupa perder al sector de la derecha. Es precisamente esta masa la que ha de abrir los ojos y dejar el apesebramiento. Pero este punto me parece harto difícil. Después de haber estado durante años recibiendo y alimentándose de mentiras veo complicado que cambien de parecer de la noche a la mañana. Conozco a bastantes personas de este sector y siguen con ideas tales como: “A estos les daba yo un pico y una pala” o “Si están en el paro ¿Cómo es que todos tienen iphone?

  • Merche

    Quiero decirte que es de lo mejor que he leido, en estos días, sobre esta plataforma, y me gusta mucho.
    En cierta ocasión te dije que iba a leer mi hijo algo que escribiste y que yo no sabría explicarle, pues bien eso hice. No se si fué a raiz de aquello pero resulta que él vota por primera vez y nos ha pedido que le acompañemos a todas las presentaciones de los candidatos municipales ( ocho en total )..¡¡¡ hemos ido a todas !!!.
    Qué puedo decir, que he aprendido mucho de esta experiencia, que tendríamos que escuchar mas a los jóvenes y que hoy vota un chaval que tiene claro, muy claro lo que va a hacer.
    Lo de sol vino después y secundo todas las peticiones que pones en tú entrada. Sólo espero que esto no se desinfle y que realmente la gente reaccione ya de una vez.
    Es complicado que los que están repartiendose el pastel aprueben esto que está pasando, unos por su sobervia del acomodo y los otros por que desde la oposición ( que no la hay ) también estamos aquí chupando del frasco y sin hacer nada.
    Yo quiero añadir una mas y es que un señor que ha sido ministro o presidente ¿ por qué tiene sueldo vitalicio ? que cotice como todo el mundo y si no al paro a guardar cola…..

    Gracias por este espacio tan estupendo para poder debatir.

    Un abrazo.

Temas del blog

FilmBunker.NET

FilmBunker.NET logo

Microblogging

Instagram

Instagram

ESTOY LEYENDO...

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: